lunes, 15 de junio de 2009

Pasmo

Mi abuela, que hacía unas ensaimadas de joderse la cintura y un carácter de volverte mierda los planes, me decía con voz de mallorquina rizada: que no te bañes cuando te venga, que te da un pasmo.
Ante el mandato, a lo único que me atreví fue rebuscar en la parte oculta de la bibliotequita de mis viejos, un “Manual del Pasmo”. Como ya había encontrado “El Manual de Matrimonio Perfecto” (había dos volúmenes iguales sin uso, al parecer) tenía esperanzas.
A los trece años, enero de cremación, me duché inmediatamente después de que me vino.
Me enalgodoné las partes (no se me permitían los OB), me senté en la sala, con un camisolín estampado de Betty Boop, y esperé al Pasmo.
Y ahora, qué coño te pasa, niña, vamos, mueve las cachas, que hay que comprar la carne pá las milanesas. Y las vas a hacer tú. Supuse que el Pasmo vendría con huevos, pan rallado y perejil.
(Es que estoy…) Ya, ya. Pá que sepas ahora lo que es ser mujer. Te quedas ahí. Tómate una copita de anís.
Pensé que el Pasmo tendría ese narcótico perfume ouzo. Y sonreí.
Media hora. Me hormigueaba todo. Me levanté, sentí la marea roja y fui. No encontré ningún manual. Pero sí el lomo palpitante de un libro ni siquiera hojeado. Lo abrí al azar:
“y una vez más una zarpa de fuego se apoya en el corazón de su presa/ en este Nuevo Mundo confuso abierto en todas direcciones/donde la furia y la pasión se mezclan al polen del Paraíso/y otra vez la tierra despliega sus alas y arde de ser intacta y sin raíces/cuando un hombre y una mujer que se han amado
se separan”.*

Y me pasmé para el resto de mi vida.

* Enrique Molina, “Alta Marea”

28 comentarios:

Luna dijo...

Uhm por dónde empiezo? tenés la receta de las ensaimadas? :)
A mi también me dijeron eso...e hice lo mismo que vos, y esperé....sólo que no busqué manuales ni llegó una lectura como esa y el pasmo supongo sobrevino después... un abrazo signorina! me dejó recordando y pensando...

lobo rojo solitario dijo...

mitos y leyendas sobre la regla femenina (nunca supe pq le dicen así¿? será pq cumple un canon a intervalos permanente¿?) Sobre la mestruación, p decirlo con precisión etimológica, he visto varios casos las q decían q estaban enfermas y no podían jugar al carnaval (o sea mojarse... ) las q se bañaban igual y les importaba un comino la leyenda, las q se sumergían en la histeria, en las lágrimas, en el mal humor en la indiferencia, pero pasmo lo q se dice pasmo...no. Edu

Claudieta dijo...

Nunca se sabe de donde viene el pasmo.......
Mi abuela analfabeta que es ya más famosa que yo también tenía esas cosas...........Claro, Mallorca está aquí enfrente, tu abuela y la mía, más o menos lo mismo........
Así hemos salido, rebeldes sin causa,,,,,,,,
Un beso,

Ana Clavero dijo...

La mía me decía que si me cortaba las uñas de noche me quedaba ciega.

Lástima que tardaran tanto en llegar los OB, porque mira que me he perdido días de playa. En fin, cosas de la "antiguedad", lo que pasa es que, por desgracia, esa antiguedad era casi ayer.

Un besote, Bibi.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Genial! pero de dónde sacas esa forma natural y despreocupada de dejarnos a todos pasmados siempre, cuando versas, cuando prosas, cuando todo. Es un verdadero disfrute visitar tu casa, que lo sepas.

un abrazote
Marian

Bibiana Poveda dijo...

Luna: tengo la receta de las ensaimadas, pero ni atada las hago. Hay que estar toda la noche, esperando que suban, pá amasarlas y amasarlas...
"Nada es como es... es sólo como se lo recuerda".
Beijo, menina linda!

Bibiana Poveda dijo...

Lobezno: el pasmo es algo antiguo, tan antiguo como la historia de la humanidad y de la menstruación...
Muchos son los temas-tabú que hemos vivido las mujeres.
Lo importante, en cualquier caso, y siendo éste un relato bastante acomodado por el paso del tiempo, es que leer siempre fue el refugio, aún en las diversas cremaciones sufridas.
Abrazo!

Bibiana Poveda dijo...

Así es Claudieta. el Pasmo no se sabe nunca cuando viene, pero si es por un libro de poesía, que venga!
Seguro que hay parientes míos en Valencia, algunos fueron pallá, otros pacá, otros a Francia...
Un abrazo, rubia, gracias por estar siempre!

Emilio Ariza dijo...

Ja ja ja ensaimadas de joderse la cintura, los placeres siempre nos engordan de una manera u otra. Aquí no me da un pasmo si no que me quedo pasmao je je je , abrazos a capazos

lobo rojo solitario dijo...

es decir q el pasmo al q aludes está en la transmisión oral femenina de generación en generación, pero fuera de lo académico o politicamente correcto. Vox populi (la voz del pueblo) fomenta e instala el mito. Para nuestra cultura el sexo y todo lo q tenga q ver por añadidura con él ES TABÚ. Educar a través del temor no es sano pero es efectivo. Por suerte el paso del tiempo ha ido atenuando estos fantasmas femeninos
Albricias!!!! ya me quedé pasmado con tanta conclusión.

lobo rojo solitario dijo...

(esto iba antes, debe leerse este 1° p q tenga sentido)
pasmo - espasmo - asombro
del griego spasmós y del latín spasmu
atribuído a
la contracción involuntaria de los músculos
al dolor de huesos
al enfriamiento por romadizo (inflamación)
al Tétanos
a una enfermedad endémica de los trópicos
a la admiración extrema por algo o alguien q nos deja en suspenso o paralizados (quedar pasmado)
al objeto q ocasiona esa admiración paralizadora

Neorrabioso dijo...

Ah, las llamadas de las voces ancestrales, siempre las abuelas guardando los cofres donde se oculta la mandrágora.

Bravo por la ducha, la espera y el fragmento al azar (mentira) de Enrique Molina.

Abrazos neorrabiosos.

Hasta pronto.

Bibiana Poveda dijo...

Ana, lo de las uñas no me la sabía... También he perdido algunos días de playa, pero... fue en otra vida!
Un beso, reina, gracias por pasar.

Bibiana Poveda dijo...

Marian, sí que eres generosa, mujer. Que sepas que cada una de tus visitas es una alegría para esta "pasmada" por la poesía (entre otras cosas)
Abrazo-te!

Bibiana Poveda dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaaa, Emilín... tenés razón sobre esto de los placeres. Y que no, no te quedás pasmao, no...
Un beso grande, y muchísimas gracias.

Bibiana Poveda dijo...

Lobezno: el pasmo tiene diferentes formas y acepciones. Hice un juego con él... vos tomá lo que te parezca bien, ya que no puedo interpretarme a mí misma...
Besos y muchas gracias por volver a dejar tus impresiones!

Bibiana Poveda dijo...

Batania! No se puede contra tu ojo neorrabioso. Pero lo importante no es el azar o no, es Enrique Molina, y ese poema que siempre me desbordó.
Gracias por estar. Renuevo por aquí, mis saludos para la Dios!

Mónica Angelino dijo...

Qué si te mojas elpasmo te agara y se corta la regla y se te sube la sangre a la cabeza...

Será que eso me ha pasado? Con razón!!!
ahora entiendo porqué siempre tengo tan fríos los pies!!!

Genia!!

(Ya tenemos el 11 encima no me vayas a fallar porque suspendo todo, sin vos no hay .com)

besos.

Bibiana Poveda dijo...

Angelino: es evidente que nuestros pieCes fríos, revelan mucha sangre en la cabeza....
Gracias por estar, se me corta la internés, vio? eso me pasa por tener una conexión truchenga.
Saludos te envía Linda Carter...
Besssssssssos!

Adrian Dorado dijo...

Ratificaré lo dicho por la Raméntol para disipar cualquier duda de que los halagos provengan del corporativismo femenino. Y mucho más versándose (aunque lo hayas hecho en prosa) sobre este tema tan propio del género... al que, como todos sabemos, periodica y reglamentariamente hay que ponerle paños.
Ahora....hummmm... me quedó una duda que no llega a pasmo: las milanesas facturadas por agentes de la marea roja ¿no caen indigestas? ¿De verdad no son peligrosas?

PD: Receta de que no falla, dos gotitas del pasmo en el mate que se sirve, con todo cariño, al amado esquivo, trasforman a éste en apasionado marido.
Si el acto se realiza con aviesa intención la receta debe llamarse "Gualicho p´al amor".

Bien pebeta escribís lindo.Miusta.
Besos como mi rio, color de león.

Bibiana Poveda dijo...

Don Adrián: Sepa que por aquí, en la tierras cuyanas, se proverbia el mismo gualicho pal amor. Pero le digo que con tanto pasmao que anda suelto, ni hace falta, mire vea... que una será bruja, pero no tonta, aunque así lo crean lo gauchos malandras!
Se agradece su comentario reglamentario, pá que se vea que los paños no son de uso exclusivo del minaje en flor.
Besos, de oeste haste su este!

Virginia Edit Perrone. dijo...

Que te tiró Poveda, qué placer clandestino tanto placer de leerte.
Cómo, a ver coño, decime cómo hacés semejante "Página Poética" como si llovieras ensaimadas. Cómo te paseás por la forma más estricta del decir Poético, y dejás de "yapita", como si nada fuera, un auténtico Molina para entrarle a su Letra.

No alcanza con hacer milanesas, o haber pasado la menarca, o haber tenido madre o abuela, no alcanza. No alcanza, ni siquiera, esa Biblia de Molina en la Biblioteca más temprana.

Yo le dejo mis respetos a esta maravillosa prostitua de la Palabra. A vos Poveda. Qué te tiro, tanto talento tanto.

Abrazos de barda.
Virginia.

Bibiana Poveda dijo...

Virginia: adoro tus comentarios, que te tiró de las patas, muñeca! Vos, como sos unA ser poética, podés ver todo lo que pasa por mi cabeza incómoda e insatisfecha, eso que a mí me parece no alcanzar nunca: el verso, piba, el verso, que se me va, se me escapa.
Y sin embargo, insisto, como buena picapedrera...
Enrique Molina, ah... Alta Marea.
Gracias, y gracias!

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Nunca he podido dejar de llorar, desde el día en que comprendí que las mujeres son seres condenados a sangrar. Pero sigo luchando junto a muchas de ellas, para que llegue el día en que ya nadie, hombre o mujer, vea su vida reducida a una sangría.

Gracias por este inspirador relato.

Bibiana Poveda dijo...

¿Gracias a mí, Cesc? No, no, no. Gracias a vos, por condecorar con tu bello pensar este espacio.
Abrazo-te, poeta!

Eugenio dijo...

Este lo había querido comentar desde hace días, y me estuvo llenando la cabeza de mil ideas distintas, eso de CV está genial, aquí yo lo asocio de igual manera.

Pero ahora que no tengo mucho tiempo, me lo vuelvo a encontrar y se me hace muy difícil comentarlo de nuevo -si no lo había dicho, lo había comentado desde el movil, pero no se publicó el comentario-.

No me queda más que decir que en este estilo no pierdes la elegancia en el oficio de escribir.

Un besote

Eugenio dijo...

Dicen... "Fe de erratas", el anterior comentario era para el poema del CV, me equivoqué!!!, dónde tendré la cabeza?, yo creo que pasmada por lo que escribes...

Otro beso

Bibiana Poveda dijo...

jajajaaaaaaaaa! Euge, se te mezclaron los textos... pero no importa, porque como dicen todo tiene que ver con todo...
Gracias por tu lectura, y por tu compañía.
Abrazzzzzzzzzzzzo, mi amigo!