lunes, 23 de marzo de 2009

Sólo por sabernos (1976-2009)

sin embargo, no todos estaban en ella
esa red
donde nos dislocábamos
por un poco más de aire
pescados fosforesciendo

sin embargo
al carbonizador, sombra y augurio
le quedaban días descontados
uno o diez mil

seguía la respiración, nos la dábamos
trueque beso a beso a beso
tragados y mutilados
el árbol y los atardeceres
que no podíamos ver

succionábamos ecos
humos imperceptibles
así nos reconocíamos:
una música desde el siglo venidero
cristalizada y presentida
como hermanos del
fuego madre lluvia madre

de nuestros partos
perseguidos y postergados
revelación sangrienta
de las formas que nos acercaban
y nos buscábamos, inquietos al saber que
éramos
separados
pero éramos
y
sin embargo rozábamos
puentes torpes hacia el iris
a pesar de las agujas sin hilos
de los relojes sin retorno
penélopes
pero no de noche o siempre de noche
pero sin desarmar nuestro pretexto de existencia

una llamada tocaba
cada uno en su pozo oía
milagro:
el diálogo deshojado de todos
con vergüenza semilla
dábamos flacos puñetazos
a la aldaba del que no era
y quería entrar
y si quería entrar era porque ya estaba
y si estaba era porque cortaba estrellas
y si cortaba estrellas era
porque quería la luz

sin embargo
el carbonizador no cree que pueda ser
pero
las estrellas no se recortan solas
hay manos nuestras
barro nuestro
pieles, pedazos, poemas, perdones nuestros
que las inauguran
cada crepúsculo
sobreviviendo por los pasadizos
entre los animales insaciables

sobreviviendo
sólo por sabernos
parte y hacedores
de
la trama


A los que estuvieron. A los que estamos. A los que estarán.
Bibiana,después de 1983, sin fecha exacta.
24 de marzo de 2009- 33 años del golpe militar de 1976

20 comentarios:

Magdaleno dijo...

Cuando he visto tu comentario no sabia que esperarme, nunca habia entrado en tu blog. De momento, por lo que he leido quedo más que satisfecho. Me gusta tu estilo y su manera de comlpicarse.

Emilio Ariza dijo...

Nos calentamos demasiado la cabeza con preguntas sin repuestas, lo mejor para sobrevivir es no pedirle nada a la vida para no esperar nada de esta . No cabe duda de que formamos parte de este macabro espectáculo, pero para eso están los poetas, para hurgar en la herida je je je , Abrazos fuertes

Victor Vergara (gato) dijo...

Lo normal es que los poetas nos miremos mucho nuestro propio ombligo. y lo digo sin -apenas- reticencia, porque nuestro ombligo es del que mejor podemos hablar, porque es el que mejor conocemos, jaja. Pero me encanta cuando un poeta, de vez en cuando, mira y siente desde afuera, desde los sentimientos de la gente que le rodea y cuando se implica arriesgando.
EMILIO es una cabeza lúcida donde las haya. Hay heridas personales, familiares, nacionales, internacionales, planetarias, etc ....Para curarlas, antes necesariamente, hay que mirarlas de frente y diagnosticarlas. Posteriormente y según su importancia, hay que hacerles incluso una revisión periódica.
Gran drama el de latinoamérica.
Veo mucha esperanza en tu poema. Quiero distinguir en tus palabras, que el impulso natural de construir un mundo mejor es imparable, aunque a veces se le intente ahogar.
Lindo poema tal como lo has escrito. Manejas un lenguaje riquísimo y potente, pero sin caer en la típica riqueza academicista, rescatando vocablos trasnochados. Creo que no te he visto todavía rescatar ni uno sólo, jajaja
¡¡¡Ayyy, los cortadores de estrellas...!!! siempre los habrá.
Un beso para tanta gente que sufrió y que aún sufre las secuelas de aquella locura. ¡Y otro para ti!!!! jaja

Luna dijo...

Este es un poema serio, no es que los demás no lo sean eh? pero, éste, lo es, por la temática, por lo abarcador de sentires, padecimientos, emociones de tanta, tanta gente, por mantener esa resistencia frente a la injusticia, frente a esa creencia de algunos, de sentir que sólo su visión del mundo es la mejor. Me pregunto, si así fuera necesitarían apagar las voces que no comparten esa idea?
El eco de los hechos no se apaga, gracias por ser una de esas voces que nos lo traen. Beso y abrazo signorina!! muna.-

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Hay locuras que se arrastran, por la vergüenza que causa ver como algunos no las condenan. Aquí en España también sufrimos ese mal.
Debemos seguir luchando.

Besos

Bibiana Poveda dijo...

Gracias, muchas gracias por acercarse y dejar esta solidaridad que hace bien, NOS hace bien.
Hoy estoy escuchando mucho la radio, pasan música de los años ochenta, cuando, después de Malvinas, no se dejó poner música en inglés, y resurgió (de a poco) el rock nacional. También vuelvo a escuchar los testimonios, a releer las noticias, a ver caras y caretas.
Soy parte de esta historia, aunque no hays escrito sobre ella demasiado.
Y, a pesar de estar escribiendo, hago un profundo silencio, detengo el vaivén cotidiano, miro.
Gracias nuevamente, hasta donde estén, por llegar y saber de qué se trata.

Alejandra Menassa dijo...

Hola Bibiana, estremecedor poema. Yo estoy aquí en Madrid porque mi padre estaba en las listas oscuras de los futuros muertos, donde no convenía mucho estar. Mi padre se exilió a Madrid hace más de 30 años. Es brutal el poema, brutal y necesario.
Gracias

Bibiana Poveda dijo...

Alejandra,
entonces, lo único un gran abrazo a vos y a tu padre.
Sobrevivimos. Sigamos en la memoria y no perdamos lo que se construyó, a pesar de todo.
Abrazo de nuevo!

Marian Raméntol Serratosa dijo...

No tiene desperdicio Bibiana, hay memorias que no pueden ni deben olvidarse, sólo por sabernos...

Un abrazo
Marian

Bibiana Poveda dijo...

Si hay algo que siento, Marian, es que entre tanto equívoco, irracionalidad, insensibilidad, a lo largo de este camino, aún puedo rescatar a los que están en la trama.
Sólo por sabernos, sí.
Gracias, muchas gracias por este tiempo y este corazón que dedicás.
Abrazo!!!!!!!!

Ana Clavero dijo...

Hay que recordar siempre para no que no vuelva a repetirse la barbarie.

Como te ha dicho Luna, un poema serio, un poema que había que hacer.

Un abrazo, Bibi

Clarisa Vitantonio dijo...

Bibiana,
Ando este mes complicada y apenas ando por la red. Pero gracias por pasarte y por también dejar tu huella de la memoria después de 33 años. La lucha a través de las palabras por la justicia. Nos vemos pronto, y precioso poema.
Un abrazo
Clarisa

Bibiana Poveda dijo...

Gracias, Ana, por recordar y formar parte de la memoria.
Un abrazo grannnnnnnnde!

Bibiana Poveda dijo...

Clarisa!!!! Me alegra mucho "verte". Espero que se vayan tus complicaciones, y muchísimas gracias por este tiempo y esta memoria.
Un abrazoooooooooo!

Ale Abboud dijo...

bibi querida, aunque lo escribamos de maneras diferentes , aunque los estilos sean distintos , siempre coincidimos en el sentimiento , la necesidad de rescatar de la memoria aquello que devuelva algo de paz a nuestras vidas , sin rencor y sin olvido ... con verdad y justicia , tan simple y tan dificil ... besotessssss

Bibiana Poveda dijo...

Tenés toda la razón, Ale linda, es así.
Y muchísimas gracias por el aguante.
Abrazo grande grande!!!

Eugenio dijo...

Siempre es así, la claridad con que vienen los recuerdos, nos hace vivir nuevamente el momento añorado...

Somos los que eramos,incluso a través del tiempo, somos los que estamos y siempre nos recordaremos...

Un beso

Bibiana Poveda dijo...

Euge, amigo, estos, en realidad no son momentos añorados... se refieren a una parte de la historia, personal y de este país, que no se puede obviar.
Gracias, siempre, por estar atento a mis cosos!
Beso!

benyrema dijo...

ves como ya te dije
en este yo pondria una ramita
y no me molestaria venir de vez en cuando para ver si los pajaritos ya echaron a volar

Bibiana Poveda dijo...

dejá la ramita... gracias, otra vez...