jueves, 2 de abril de 2009

2 de Abril- NUNCA MÁS

11 comentarios:

Bibiana Poveda dijo...

Esta es una muestra de lo que vimos, lo que vivimos, y cuánto nos mintieron.
En memoria de esos pibes, que fueron sin saber nada, bajo el lema "Argentinos a vencer" (que nos metían por todos los medios y hasta el último muerto).
Subo este vídeo, por que la primera vez que escuché esta canción sentí lo mismo que ahora. Pero ahora, puedo decirlo.

Claudieta dijo...

Me alegro de que las cosas hayan cambiado.
Nosotros, en España, también sabemos mucho de represión........
Y lo peor no fue la guerra, sino los 40 años de después........
Por eso he escrito "Mi abuela analfabeta" que a pesar de serlo, siempre fue fiel a sus ideas y a su marido.........y yo, a ella.....
Un beso Vivi.......

Mónica Angelino dijo...

Mi hermano estuvo ahí, en mi casa tejimos bufandas, horas enteras llorando puntos "Santa Clara" centímetro a centímetro y que nunca les llegaron.
Mi hermano, por suerte, volvió sin heridas visibles, se casó, tiene hijos y nietos, trabaja como un burro, se ríe y canta. Pero aún hoy, por las noches, a veces, en sus pesadillas, tirándose abajo de la cama grita " ! ahí vienen los aviones!"
Sigue siendo un soldado de la vida, peleando a brazo partido por un futuro digno, por más HOMBRES decentes, demócratas, sin distinción de partidos, como el que acaba de fallecer, para esta Argentina que no deja de sufrir.

Gracias porque hayas podido hablar Bibi.

Besos

Bibiana Poveda dijo...

Así es Claudieta... sabemos lo que sabemos por haberlo vivido.

Mónica, mi querida Mónica: cuántas cosas nos unen. Incluso todas aquellas bufandas, que también tejí y nunca llegaron para abrigar tanto frío... Y en este día, entonces, un abrazo a tu hermano. Cada persona aquí tiene su historia de la historia.
Y un abrazo para vos, también.

Luna dijo...

Bibi, a lo largo de la historia, ciertos gobiernos (léase personas que los integran) han puesto en práctica aquello de 'el fin justifica los medios' aún manifestándose como acérrimos enemigos de esa mmm ideología. Muchas veces me he preguntado, si tanto quieren a su 'patria' por qué no van ellos mismos a luchar o por qué no envían a sus hijos...

Nada, nada justifica una muerte, y todo lo que se lleva.

Porque con cada una, mueren padres, hermanos, amigos, mueren un montón de sueños con el peor de los crímenes, quitarles el derecho a la vida.

Mienten, siempre han mentido...

Un abrazo desde lo hondo del corazón

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

No puedo ser tan optimista como Claudieta, pues yo creo que nada ha cambiado, ni en España ni en Argentina, ni en ninguna parte. Aquí vivimos una guerra fratricida, una dictadura miserable y opresiva, y una democracia de cartón piedra, que sigue mandando tropas por el mundo, sólo para contentar los intereses económicos de unos cuantos potentados.
A pesar de todo esto, sigo pensando que hay que luchar para abandonar las armas, en cualquiera de sus facetas y en cualquiera de sus funciones.

Totalmente deacuerdo con tu post, NUNCA MÁS!!!

Besos.

P.S.: Como se llama el grupo de la canción?

Victor Vergara (gato) dijo...

Hace unos años ví la película argentina "ILUMINADOS POR EL FUEGO", que recibió un premio GOYA aquí en España, donde se ve crudamente la tristeza y lo absurdo de aquel episodio. Otro más de las dictaduras y de la locura de los gobernantes, especialmente militares. Confieso que en aquellos años no podía imaginarme las proporciones del drama, tus palabras, las heridas que quedan después de 27 años, dan una idea más exacta.
Recuerdo que en aquellos días, cuando partir de Inglaterra a los navíos ingleses enormemente pertrechados, me imaginaba y al mismo tiempo deseaba que aquella locura se detendría antes de que llegaran.
649 muertos, multiplicado por el daño producido a cuatro cinco familias o más por cada uno, más todos los heridos, más todos los que quedaron con secuelas psicológicas de por vida, es un daño enorme y muy cruel. Y todo por nada.
Y a esto debemos de sumar, que al igual que en casi toda guerra que se pierde, aquellos que logran sobrevivir, no serán tratados como héroes, si no olvidados, ocultados y nunca reparados en su daño.

Produce verdadera lástima imaginar a aquella juventud aterida de frío, de hambre, de pánico y sin equipación militar ni ánimo profesional comparable al del ejército inglés. Y un gobierno militar queriendo salvar la situación a través del arcaico amor patrio. Y produce verdadera lástima como se les trataron después. Ayer leía que ni siquiera Alfonsín tuvo un gesto que valiese la pena para ellos. Seguramante, después de 27 años todavía no se ha tenido. Quizá sea una más de las cosas que el argentino deba de seguir exigiendo.

Todo esto es tan antiguo y tan repetido.

Un abrazo sincero en vuestro dolor.

Emilio Ariza dijo...

Por desgracia el mundo no cambia, todo sigue igual, esta gran maquinaria de políticas y religiones se mueve por intereses, nos alimentan con mentiras y lo más patético es que la inmensa mayoría se nutre de ellas y son felices. Opimo igual que Cesc, y te dejo una frase que oí no se donde ,- Las ideologías nos separan y el dolor nos une -, por desgracia es así, Abrazotes

Victor Vergara (gato) dijo...

Los militares y los gobernantes juegan al ajedrez con piezas de carne y hueso. Es un atavismo plenamente infantil pero muy cruel.

NUNCA MÁS!!, bajo ninguna excusa ni trapos barrados de colores.

Bibiana Poveda dijo...

AMIGOS: Permítanme llamarlos así, aunque nuestros rostros sean estos cuadraditos.
Amigos, me queda sentirme bien acompañada, desde esta misma Argentina, desde Uruguay, desde España. Me quede sentirme sin fronteras (por las putas fronteras se hacen guerras)
Yo sé que Uds. forman parte de mi trama, y que de alguna forma, también soy parte de las suyas.
Es en esta tela, esta urdimbre en la que encuentro mi refugio ante tanta intemperie que me acuna.
Reverencio al hombre y a la mujer que en Uds redime a esta humanidad.

Bibiana Poveda dijo...

Cesc: el cantautor es Alejandro Lerner, ídolo de mi adolescencia, un tipo que ahora tiene un perfil bastante bajo, pero cuyas canciones me hicieron repensar un montón la historia, entramada con mi historia personal.
Abrazo!