viernes, 24 de abril de 2009

Quedas


en lo angosto del todo
que siempre sobra un poco

tejiéndome esos tules de muñeca de alcántara
invocando prestigios dentro de esta matanza

como si nada: quedas

senda resucitada, sumisión de una hormiga
que lastima el alambre ovalado de la marcha

así me permaneces

mástil de porvenires, parpadeo de queja
novia de tentaciones, daga desencajada
la resta del nadie que se lleva
lo que al nunca le alcanza

violada por el tedio
asperjada de entrañas

aquí te quedas
alcanforando entierros:
mi esperanza




25 comentarios:

Victor Vergara (gato) dijo...

Éste me ha gustado mucho, BIBI. En mi interior ha resonado un ritmo más cadencioso, que más que cansancio, me transmite aceptación de los inevitables (o al menos una contemplación directa y serena).
En este poema noto una sensación, puramente humana, de mayor vulnerabilidad, un mayor sentimiento de fragilidad que en los anteriores. Aquí creo que eres mucho menos dura, al menos en el uso de términos.
¿Este poema es nuevo o es de atrás?

Un beso. Me ha gustado un montón. De verdad. Por contra, el NEORRABIOSO quizá no lo recomiende esta vez, jaja

Billy MacGregor dijo...

Me gustan las hormigas. Necesito bichitos en mi vida. Y gente como tú, así, lejos, pero cerca.

Flusss-fluss-flusss. Mira la peluquita como, busca un horizonte.

Claudieta dijo...

Ese tedio me preocupa.
A mí el tedio me lo provocan algunos de mis amigos, si no los veo ni me acuerdo del tedio jajaja
Un beso genia.......

Emilio Ariza dijo...

invocando prestigios dentro de esta matanza,
Aterradoramente bello este verso.
Somos insectos atrapados en esta telaraña de sinrazones manoseados por los días, asumimos nuestra misión de sacrificios para expiar nuestros miedos.
Aquí me quedo aunque siempre sufra alguna neurona je je je
Abrazotes

Bibiana Poveda dijo...

Víctor querido, este escrito es de hace algún tiempo. Como no pongo fechas a los poemas, puedo decirte que tal vez tenga un año o un poco más.
El sentido de vulnerabilidad y fragilidad es la miga de casi todo lo que escribo. Aquí, por una cuestión de "palabras" se nota más.
Ahí queda la esperanza, casi inaudible e invisible, pero queda.
Te agradezco, Gato, como siempre esta dedicación de lectura, que sin dudas más allá del gusto, da en la médula del escrito.
(oh, oh... que seria estoy hoy, es que aún no me preparo el mate!)
Abrazo-te!

Bibiana Poveda dijo...

Billy, creo que yo también soy un bicho. Gracias por la cerca-lejanía.
Sí, tenés razón, la peluquita busca un horizonte, por eso necesita muchos flusssssssssssss para llegar a él, o mejor... para seguir en la búsqueda.
Muchísimas gracias (estoy esperando, cual anciana con el tejido, el próximo capítulo del coleccionable)

Bibiana Poveda dijo...

jajajajaaaaaaaa! Claudieta sos de lo peor... Allí te veo, en las ruinas romanas, junto a Gloria...
Muchísimas gracias por este camino que llevamos recorrido, ya hace bastante tiempo... y que sigue fluyendo
golpe a golpe... verso a verso.
Abrazo-te, rubia!!!

Bibiana Poveda dijo...

A vos no te sufre ninguna neurona, Emilín, no te hagas... Sabés llegar al centro del escrito sin ningún problema neurológico!
Siempre mi agradecimiento, siempre mi lectura de tus poemas... y nos seguimos viendo. Ahora estaba pensando, después de leerte a vos y a Claudieta... mierda! qué lindo fue encontrarlos, y, a pesar de la "salida" de aquel "lugar", hemos seguido fieles. Eso me asombra con felicidad.

Clarisa Vitantonio dijo...

Bibiana,
Un tiempito que estuve ausente, poco tiempo como siempre. Este poema en particular me gustóo mucho ESO QUE QUEDA, y ESO QUE SE VA. Increible juego de palabras y sentimiento para quien lo lee. y con varias lecturas. Sobre todo la parte que dice:

"la resta del nadie que se lleva
lo que al nunca le alcanza"

Abrazos
Clarisa

Mónica Angelino dijo...

Este lo noto más lirico que los otros,
te sentís bien?

jajajajajajajaj

Me gustó!!!

sublevacioninmovil dijo...

un poema duro, desdoblador de nadas.

si no has leído "Fuga de muerte" de Paul Celan, te recomiendo que lo hagas. la misma ( )

"Cavamos una fosa en los aires
allí no hay estrechez"

beso.

Jaum"a" Vendrell (POETA A LOS 50) dijo...

tienes un sello que hace flipar...jejeje...un poco coja esa esperanza, hermana...somos un grupo de parasitos pero bien avenidos...juntando todas nuestras esperanzas quizas lleguemos a unir una lo suficientemente solida...un fuerte abrazo querida...

Bibiana Poveda dijo...

Clarisa! Me alegra verte de nuevo por los blogs... Y bueno, queda un poco, como dice Jaume, una esperanza coja.
Un gran abrazo!

Bibiana Poveda dijo...

Angelino: yo soy lírica, rítmica, rímica, cuerda, consagrademente útil y declinativa...
(!!!)
estoy bien, siempre tomo la pastilla....
jajajaja! gracias, amiga, un abrazo!

Bibiana Poveda dijo...

No lo he leído, Andrés. Gracias por recomendármelo.
Desde un pánico parecido,
un beso.

Brujo dijo...

Che me olvido siempre de comentarte que me deje influenciar (te choreé olimpicamente) una imagen de placenta, por otro lado me gustó "Quedas" aunque para mi sea Quedás.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Sí que es angosto el todo,
asfixiante como una losa.
Tiemblan las patas
de todas nuestras hormigas,
regalos furiosos de los oscuros
espejos.

Somos miedo.

Impresionante poema, muchos abrazos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

El inicio del poema es ya una joya, Bibiana, y los ojos no descansan, navegan, se sumergen, se estremecen y lyego, sencillamente, piden más.

Besos!
MArian

Bibiana Poveda dijo...

Jaume querido, yo creo que ya van juntas, esas esperanzas cojas y desalentadas. Y si van juntas, seguramente, serán un más sólidas.
Sabés cómo y cuánto te agradezco cada una de tus palabras.
Abrazote grande grande!!!!

Bibiana Poveda dijo...

Brujito, puede chorear lo que sea, y más si es placentoso...
Gracias por pasar y dejarme tu huellita de cariño.
Un beso, gemeeeeeeeeee!!!!

Bibiana Poveda dijo...

Sí, Cesc, creo que básicamente somos miedo, yo, al menos, más que nadie. Tal vez lo que escribo sean sólo vanos intentos de destruirlo.
Muchísimas gracias y un abrazo!

Bibiana Poveda dijo...

Marian, generosa mujer, si las hay. Tan rotunda en tus comenarios, como en tus mismos poemas. Me callo.
Hágase tu Palabra, mujer!
Abrazo-te!

benyrema dijo...

la resta del nadie. como condensas. aqui me quedo
esperandote con toda mi esperanza.
muaaaaa.

Bibiana Poveda dijo...

gracias, beny! aunque mi esperanza sea bastante poca... tu esperanza la hace más ancha.
un abrazo!

Eugenio dijo...

Me quedo con la última palabra, quizá porque hoy ha nacido una esperanza, quién sabe, hay que sujetarla lo mejor posible porque es lo último que queda.

Un beso