lunes, 18 de mayo de 2009

TESTIGO DE UNO MISMO - MARIO BENEDETTI

No sólo el aire fiel/también nosotros
somos testigos de la vida entera
la vemos transcurrir deshilachada
gozosa o muriéndose de pena

pasan mezclados/hechos y desechos
y nos dejan sin fe y hablando a solas
con más de una tristeza en la mochila
y admirando la espuma de las horas

todo convoca en los alrededores
todo es símbolo de algo que se quiere
y si el alma se pone a echar de menos
sobre todo convoca a los ausentes

somos vigías del amor y el odio
si perdemos el tiempo/lo ganamos
con las meditaciones como nubes
que tratan de acercarnos lo lejano

así y todo vamos quedando limpios
de miedos y parodias de coraje
y el peligro del mal que está de luto
lo vemos a través de los cristales

risa o llanto/silencio o barahúnda
competimos con el aire más fiel
y ya que al fin el poeta se despide
somos testigos de uno mismo/amén


Benedetti, Mario. "Testigo de uno mismo", Bs.As., Seix Barral, 2008.


(chau, Mario. gracias: tu poesía fue testigo de los momentos más importantes de mi vida. chau, Mario, nos vemos. que lo parió.)

14 comentarios:

benyrema dijo...

se ve el latido salir de tu boca. Hasta siempre Mario.

Bibiana Poveda dijo...

beny.......toy triste. gracias por pasar. un beso.

Claudieta dijo...

Se ha muerto un poeta.........pero su obra seguirá..........
Buen día.........

Victor Vergara (gato) dijo...

Pues si, las muertes nos arrancan a nuestros fieles compañeros, a los que mejor nos comprendieron desde la más absoluta lejanía/cercanía, desconocimiento/conocimiento.
Me ocurre con los actores de cine y con mis músicos preferidos.
Todos entregan mucho a la humanidad. Esa creo que es la gran lección que nos dejan, por encima de la calidad reconocida de su obra.

Buen poema.
Sólo vine a acompañarte y me vuelvo a mi desaparición voluntaria.
Un beso.

Mónica Angelino dijo...

Codo a codo en la tristeza.

Bibiana Poveda dijo...

"y en la calle, codo a codo, somos mucho más que dos"

Eugenio dijo...

Me he quedado pensando, y... se me vino esto a la mente, aquí te lo pongo.

Como se parte el mar
con lágrimas y sal
y la luz se aparta del escritorio,
el telón se cierra para abrirse nuevamente
en otro tiempo donde dejamos de ser lo que somos.

La vida nos lleva sin vernos, apenas
unos pasos, unas letras, suspiros enhiestos
en cada rincón.
Porque la muerte es así, sólo cerrar los ojos y no oír.
Un pedazo de cielo, porque el infierno se queda atrás,
es lo que nos espera en la esquina de cualquier calle.

Ya no hay caminos en los que quedarse a un lado,
ya no hay tácticas ni estrategias
ni hay amor o viceversa.

Será que crecimos en tiempos diferentes
y el amor nos atrapa a todos juntos…

No vemos pronto.

Un beso

Benedetti is dead dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mariel Ramírez Barrios dijo...

LLEGO Y ME ENCUENTRO CON DOS NOBLEZAS TUYAS
EL ADIOS RESPETUOSO AL POETA DE NUESTROS AMORES JUVENILES
Y EL ELOGIO A UNA MINA QUE ADMIRO
LA PUCHA! QUÈ BIEN LA DESCRIBÌS
ME GUSTARÌA
PROBAR SU PAN
HABLANDO DE POESÌA LAS TRES,O MÀS,SEGURO
CON UN MATIENZO.

SERÌA BUENO (SE ME OCURRE AHORA) PROMOVER UN ENCUENTRO DE BLOGGERS
UNO HA IDO A TANTO CONGRESO PELOTUDO QUE ESO SERÌA UNA PASADA,NO?
QUE GRANDE,CHE.

Bibiana Poveda dijo...

euge, es preciosísimo lo que escribiste. gracias por dejarlo como un homenaje más a Benedetti.
un abrazo.

Bibiana Poveda dijo...

De acuerdo, Mariel. Claro que la pasaríamos bien.
Muchas gracias, y sobre la Angelino, esa no tiene nombre!!!!

Llóchua dijo...

Hasta siempre Mario!

Emilio Ariza dijo...

Así es la puñetera vida, nos da unas cosas y nos quita otras, ni siquiera los poetas pueden burlar la muerte. Te acompaño con unos abrazos en esta pena

Walter Hego dijo...

El bloguista que se hace llamar "Benedetti is dead" ya eliminó su blog, pocos días después de haberlo creado.

Durante mi visita al mismo, cuando todavía existía, comenté que el autor quizá fuera Escanlar de incógnito, pero después comprobé que se trataba de un triste personaje al que conozco de otros blogues suyos.

Yo creo que Benedetti (Mario, el escritor) está bastante sobrevalorado por razones extraliterarias. El desprecio por Benedetti del bloguista al que me refiero quizá surja, en parte, de una opinión similar con respecto al autor recientemente muerto. Pero digo "en parte" porque me consta que el tipo no sólo desprecia a Benedetti, sino también a quienes lo aprecian. Y ese desprecio se debe a la postura asquerosa y escalofriantemente elitista del bloguista que se hacía llamar "Benedetti is dead", la cuál era evidente en los dos blogues que le conocí al personaje de marras antes de que creara el que creó y cerró hace bien poco. Su filosofía es, simplemente, la de la superioridad aria, "idea" que, entre otras cosas, lo lleva a tener en alta estima al penoso demente que se llamaba Adolf Hitler.

Entonces: se trata de un loquito de la guerra, potencialmente peligroso, sí, pero que no merece que la gente se caliente como lo hicieron casi todos quienes comentaron en su blog más reciente. Más vale perderlo (e ignorarlo) que encontrarlo.