jueves, 29 de enero de 2009

LA PARTICIÓN


"Es madre: tiene hijos como quien tiene remordimientos"
Marguerite Yourcenar, "Fuegos"


Como remordimientos:
así parió a sus hijos.

Los dejó poseídos
por mareas de encaje.
No les miró la cara
por la pura vergüenza.
No les cortó el ombligo.

Descarnaron su cuerpo
y sudarios, en sus pechos
le mamaron los miedos.
Le clavaron cuchillos
sin hojas y sin mangos:
necesidad de senso.

Los hijos de un susurro:
fonemas lácteos.
Los engendró en enero,
se equivocó de invierno.

Quería cobijarse
tocar una piel nueva
que le doliera un llanto
y que no fuera el suyo.


Como remordimientos
se quedaron sin nombre.
Demasiado castigo
ni siquiera llamarlos
tatuarles un prejuicio
contarles una historia.

Y gimió, perdidosa y yerma.
Yerma
y al fin con hijos.
Pero qué,
como remordimientos.

Copular con el viento
es un acto indecente.
Puso rojo en sus labios
por aquel buen consejo
y las reglas volvieron.

La soledad
ahora la mira
con un ojo guiñado

y con el otro la espía
desde Lesbos.

8 comentarios:

víctor vergara dijo...

Copular con el viento es un mágico acto de libertad.
Y los futuros descendientes serán pura magia. Livianos, gráciles, libres, sin fronteras, acariciantes.
Tendrán el don de pasar toda su vida acariciando a todo lugar por el que pasen.

Un mágico abrazo, amiga !!!!!!!!!!!

Eugenio dijo...

Pensar, el nacimiento es como el pensar, dolor continuo a través de las vidas, de los sucesos que nos marcan el rostro...

Y ver que lo nuestro se parte, se aleja de nosotros como algo que no nos pertenece más, quizá nunca nos perteneció.

Un beso

Eugenio

Claudieta dijo...

La maternidad deseada, responsable y comprometida.......esa es la verdadera maternidad.......lo otro es coleccionar personitas de diferentes tamaños.
No todas las mujeres quieren ser madres, ni todas están capacitadas para serlo.........La maternidad es muchas veces un mito costumbrista.
Supongo que por eso yo sólo tuve una, y no lo debo de haber hecho mal porque tengo una hija maravillosa........
Un beso,

Bibiana Poveda dijo...

Víctor, gracias por pasar... esa imagen es sugerente, sí... pero dolorosa en todo el contexto.
Me gustó tu visión, que le da optimismo al poema.
Un abrazoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo, más mágico aún!

Bibiana Poveda dijo...

Dolor continuo de lo que nunca nos perteneció... Tenés razón, Euge... Me gustan todas las interpretaciones posibles de este texto.
Muchísimas gracias, amigo, por estar siempre acompañando y apoyando.
Un beso grande!

Bibiana Poveda dijo...

Claudita querida... todo un tema este de la maternidad. Yo sabía que vos ibas a interpretar el meollo de la cuestión... una cuestión dura, un mito social y cultural...
Tanto para hablar, amiga!
Gracias por estar siempre, un abrazo y un beso, rubitaaaaaaaaaaaa!!!

Emilio Ariza dijo...

La vida es un acto ya en si, bastante indecente, nosotros solo seguimos el juego, me gusto mucho estos versos de tristeza asumida, besos

Bibiana Poveda dijo...

jajajaja!!!! qué sería de nosotros si no siguiéramos el juego...
gracias otra vez, Emilio, un abrazo grande!