miércoles, 28 de enero de 2009

A veces

Planchar es tan aburrido como las escalas de Hanon. Siento decirte que no soporto a Gardel y que el calor húmedo me da síndrome de excusas. No soy una virtuosa.
Llorar es tan inútil como sulfurarse por los políticos. Sin embargo, tengo una pilita de tisú al lado, por las dudas de que el Mercosur deje de ser una onomatopeya.
Esta tarde el vacío se parece a la puerta de la heladera. Está llena de imanes: la farmacia, la pizzería, la depiladora, la obra social, la cuenta de la luz, urgencias sanitarias, shameshá.
Nada me sirve, porque te extraño desde que vos eras cazador de choiques y yo me quedaba en la cueva pintando manos, manos y más manos en el intento de contagiarte la magia.
Era para explicar (todavía no sabíamos escribir) que ansiaba tanto tocarte.

Y la tierra no me dejaba. Como ahora.

12 comentarios:

aubriel dijo...

De las cavernas al "shameshá". Qué buenooo, Bibi! Es más que bueno, es otra de tus genialidades.

Primix, está re-lindo tu blog. Me quedaría a vivir acá.

Besos, muchos!

Anónimo dijo...

Hola Vívi

Me gusto esta prosa poética que entiendo más:

"Esta tarde el vacío se parece a la puerta de la heladera. Está llena de imanes: la farmacia, la pizzería, la depiladora, la obra social, la cuenta de la luz, urgencias sanitarias, shameshá".

Me encanto

Un beso.

Gabriel

Bibiana Poveda dijo...

Primix... ves lo que hace la plancha... mejor no plancho más, porque mezclo, mezclo... ya te dije, este cerebro suelto...!!!!!!!!!
OjItOs... jajajaja!
Gracias por pasar, un placer tu lectura, un gusto tu comentario y andá asé la milangas!!!!
te quiero muchooooooooooooo!

Bibiana Poveda dijo...

Gracias, Gabriel! No sé qué tipo textual es este... es mezcolanza!!!
Un abrazo hasta México!

Claudieta dijo...

Pues yo, si se trata de planchar, he decidido planchar sólo las puntillas de las bragas para que se queden tiesas.........jajajaja
Brujita de mis amores que ya te tengo en mi casita, la estoy decorando y hasta le he puesto música, para amenizar las visitas y que no os sintáis solos jajajaja
Buenos días desde Valencia, muaaaaa

Bibiana Poveda dijo...

jajajaja!!!! Claudieta... "a veces", sólo a veces ocurren estas cosas a planchar. Seguí con tus bragas...
Un abrazo, amiga!

víctor vergara dijo...

Pues yo en mi tatara tatara tatara reencarnación, cazaba y pintaba manos en las cuevas, (hoy las pinto en lienzos), así que te quedaba todo el tiempo para la manicura y las tomas de sol. Bueno, y para planchar las pieles.

Saluditosssssss!!!!!!!!!!!!

Bibiana Poveda dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh, eras vos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Y yo esperando y esperando.... jajajaja!!!! Al menos podrías haberme librado de planchar, hombre!!!
Gracias por pasar, Víctor, toda una alegría para mí!
Besos

Anónimo dijo...

Si alguien encontrara
dentro de mil años
una cueva
con tus manos pintadas
se quedaría otros mil años
admirándolas...
Miguel

Bibiana Poveda dijo...

Vos te quedarías mil años?
Gracias por pasar. Un beso.

Emilio Ariza dijo...

Bonito de cojones , el amor perdura a través del tiempo y nos sodomiza, Besos

Bibiana Poveda dijo...

El amor perdura... pero, como dice Borges: "todo es provisorio...para siempre".
Gracias, Emilio, por tu presencia y PACIENCIA!!!!!
Abrazo!